Grabar y editar locuciones. Un “Arte Mayor” …que se debe pagar

locutor_profesional_locutor_online

Grabar y editar locuciones. Un “Arte Mayor” …que se debe pagar.

Estoy hasta las narices de encontrar mensajes en algunos proyectos de voz o locuciones que publican algunos “supuestos clientes” o demandantes de servicios de voz, del tipo: “Son unas mil quinientas palabras, apenas le tomará quince minutos grabar” o “habrá mucho más trabajo después si se ajusta a nuestro (miserable) precio” o “busco freelancers with the lowest rates” o “no necesitamos un locutor profesional sino alguien que lea y grabe en el móvil y fuera” o “locuciones low cost desde 5 euros”. Huye de esto como de la peste, o será tu ruina.

Si eres un locutor profesional, llevas años intentándolo, y/o aspiras a vivir de esto, lo primero que tienes que hacer es no ofrecer precios muy bajos por intentar captar a un cliente. “Don´t undersell yourself” si ofreces algo que es bueno y pro. Está bien ser muy firme y coherente contigo mismo. Esto me recomendó hace poco el compañero “Bilingual Voice TalentDan Hurst, uno de los grandes talentos bilingües de voz de Estados Unidos, del que cada día aprendo muchas cosas nuevas, aparte de haber tenido el orgullo de haber compartido casualmente algún vídeo, en el que él hace una magnífica versión en inglés y yo en español.

Es cierto que la audiencia potencial y alcance del inglés en América y el área de influencia anglosajona es muy superior a la española, pero también los impuestos y el nivel de vida son muy superiores. Los precios que ellos manejan allí son inasumibles para lo que se está cobrando en España, pero ese es otro tema de debate…vamos a lo que nos ocupa.

No olvides que el precio de una locución casi nunca viene dado sólo por el número de palabras de un texto como pretenden hacernos creer muchos que se dedican a este negocio, sino por la difusión que le van a dar, el tamaño de la marca o empresa, el público que va a tener o el tiempo de uso. Deberás tener en cuenta estas variables a la hora de dar un precio final. El cliente que pretende pagarte poco o muy poco, la próxima vez intentará pagarte menos. El que te valora, seguramente no tendrá reparo en pagarte algo más si puede, porque lo que tú le ofreces funciona y le sale rentable. Y de lo que aquí se trata es de afianzar clientes y no de pujar por todos los castings, como me pasó a mí mismo no hace mucho.

Grabar y editar un audio es un proceso muy costoso, farragoso, a veces interminable. Con largas horas de lectura, cientos de emails y dudas, negociaciones, programas de audio, micrófonos de condensador, ordenadores potentes, tarjetas de sonido, facturaciones, formación y cursos especializados, llamadas telefónicas, guardar y nombrar archivos, retakes, reparar textos o traducciones defectuosas, acondicionamiento acústico del estudio, trabajar pronunciaciones…no se acaba nunca. He llegado a entregar más de 10 tomas diferentes (grabadas y editadas) de un script de dos minutos porque lo han variado a última hora, porque no hay una pronunciación perfecta, porque el cliente ha cambiado de opinión con respecto al tono y el estilo, porque no estaba muy inspirado aquel día… y como estas mil. Está claro que todas estas tareas deben tener un coste en tiempo y dinero que se debe reflejar en tu presupuesto (budget).  Aparte de los dolores de espalda, afonías, depresiones, ronqueras y patologías gastrointestinales varias… o la frustración que provoca esa inspiración que hoy no llega.

Exige profesionalidad a tus clientes de locuciones y edúcalos. Si un trabajo y unos textos no han sido tratados con mimo y exhaustividad, con arte, no funcionarán nunca, y ese cliente se marchará para no volver jamás, o fracasará estrepitosamente en sus campañas; con el consiguiente perjuicio económico para todos, que puede llevarte incluso a que te quedes sin cobrar. Acostúmbrate también a eso, de vez en cuando pasa, cuando aceptas algo dudoso, cuando el trabajo no te fluye. Estas experiencias te reafirmarán en por qué no debes venderte por debajo de tu precio, y mucho menos ofrecerlo a otros compañeros.

Os lo puedo asegurar, en este mundo también hay gente muy seria, que conoce el percal y sabe lo realmente duro que puede llegar a ser enfrentarse a cinco o diez horas de un curso de elearning plagado de errores, o a un audiolibro de quinientas páginas y doscientos nombres extranjeros que han de pronunciarse bien. No es nada fácil encontrarlos, y como poco te exigirán que hables el suficiente inglés para comunicarte con ellos por email. Gente que cobra una buena suma a sus clientes (normalmente grandes marcas), y se lleva su parte del beneficio por poner toda su infraestructura y tiempo a su servicio y al tuyo. Que paga bien en tiempo y forma a sus trabajadores, los locutores on line en este caso. Con lo cual tú debes responder con la misma calidad, seriedad y dedicación. Preguntar dudas y dejarlo todo muy claro antes de ponerte a grabar te ahorrará tiempo y sinsabores.

Tienes que aprender a detectarlos y desechar al resto. Muchas veces, te llegarán por alguna recomendación de algún compañero locutor, y cuando los encuentres, ser absolutamente rápido, serio e ilusionado en tus contestaciones, mandarles tus mejores demos o algo incluso mejor: solicitar que te manden unas frases o un párrafo, y grabar un casting personalizado estupendamente en menos de veinte o treinta minutos. Si no les gustas se irán…y tú intentarás preguntarte en qué has fallado para que no te pase otra vez. Este es el momento de exigirte.

Ojo, pagan bien pero normalmente son muy escrupulosos y exigentes con pronunciaciones, calidades, tonos de narración y plazos de entrega (deadlines). Sólo disponer de un equipo profesional y una buena formación cultural, seriedad y responsabilidad, y un adiestramiento en los complejos programas de audio, los formatos y los entresijos de la profesión, te dará la capacidad para acceder a ellos. Si te das cuenta, dominar todo esto es una cuestión de bastantes años de dedicación y una buena inversión en capital, equipos, impuestos, promociones, burocracia…Creedme, es interminable y absolutamente estresante porque hay que saber de todo y no es nada fácil. Cada trabajo de locución supone un nuevo reto que te ayudará a que los demás te cuesten menos sacrificios. Que te pidan una buena pronunciación inglesa puede ser definitivo para que nada llegue a puerto, te cueste el horror…o te elijan si lo trabajas concienzudamente, porque esto te diferenciará de tus competidores.

Nunca pienses, y mucho menos les hagas pensar a tus clientes o futuros, que esto es grabar la voz y fuera, porque de ninguna manera es así, y te llevará al fracaso. Con este humilde escrito, intento dejar un poco más claro, que la tarea de grabar y producir un audio, es algo muy complejo, que afortunadamente no está al alcance de todo el mundo, y mucho menos de una máquina, una app, una persona poco instruida, o un programa de reproducción automática de voz. Que el auténtico valor de un locutor o un actor de doblaje está en su sabiduría, su profesionalidad y su humildad para asumir errores, aprender de ellos y mejorar cada día.

Y tu futuro como locutor online depende fundamentalmente de que te dediques en cuerpo y alma, a superarte, a ser cada vez mejor y más eficaz en tu trabajo, y aportar valor y felicidad a quien te contrata y paga unos precios adecuados por tu trabajo.

Y para que veas que creo firmemente en lo que te estoy contando, este año he subido mis tarifas, que no eran demasiado altas, casi un 30%.

No albergo dudas al respecto y sé lo que me está costando llegar, este es un “Arte Mayor” muy tecnificado que se debe pagar. En el que intervienen innumerables elementos tecnológicos y culturales, disciplinas etc., que hay que sobre todo dominar y saber valorar. Porque al final, siempre te cuesta muchas más horas y quebraderos de los que parecían al principio para que todo salga redondo. Y en los momentos de desesperación, no debes caer en las dolosas ofertas de potenciales clientes que aparecen cada día, y nunca aceptar los precios miserables provenientes de los incontables explotadores profesionales que abundan en esta profesión, porque son los peores pagadores, porque la próxima vez te pedirán “que se lo hagas por la mitad o se buscan a otro”, y que no contribuirán a tu saca más que para cubrir unos pocos gastos, y llenarán tu vida de una amarga frustración que derivará en un peor rendimiento en tus trabajos, o a que te dediques a otra cosa que no te gusta.

¡Tú VALES mucho…házselo saber a… todos!

Posted on 4 marzo, 2017 in Audiolibros, Castings de Voz, Curso de Locución, Mi home studio, Voiceover Jobs

Comparte el contenido

Imagen de perfil de Luis Alberto Casado Iglesias

About the Author

Locutor y actor de doblaje español con más de 20 años de experiencia en el mundo de la locución profesional. Locutor profesional con estudio propio. Trabajos de locución en 24H

Responses (4)

  1. débora
    4 marzo, 2017 at 12:39 pm · Responder

    Hola! Me ha encantado tu artículo. Estoy empezando en este mundillo y me estoy enfrentando a todas las dificultades que planteas aquí: repetir decenas de veces el mismo texto, pelearme a muerte con el programa de edición, sufrir con el acondicionamiento de mi pequeño espacio de trabajo.
    Llevo dos años aprendiendo y en breve quiero empezar a buscar trabajo, pero hay tantísimas cosas que aún me colean que no veo el momento y sufro pensando que tengo que cobrar a cambio de un buen trabajo.
    Leerte me ha hecho pensar en que por ser novata y estar insegura, quizás podría caer en el error de cobrar poco al principio, pero no. Todo el esfuerzo que me está costando, emocional, temporal y económico tiene un precio justo.
    Gracias por tu reflexión :)

    • Imagen de perfil de Luis Alberto Casado Iglesias
      Luis Alberto Casado Iglesias
      5 marzo, 2017 at 10:34 am · Responder

      Puedes cobrar poco para hacer algo de currículum al principio pero que no sea demasiado poco. Si ya puedes grabar con algo de calidad entra en voicebunny o upwork y pon sólo tus mejores demos. Ahí lo mismo te sale algo.

    • Imagen de perfil de Luis Alberto Casado Iglesias
      Luis Alberto Casado Iglesias
      16 septiembre, 2017 at 8:13 pm · Responder

      Según te leo creo que tienes todo para poder triunfar pero date tiempo y practica todos los días. Imita a gente que te guste, al final le darás tu rollo y nunca promuevas malas demos o con mala calidad.

  2. Imagen de perfil de Luis Alberto Casado Iglesias
    Luis Alberto Casado Iglesias
    4 marzo, 2017 at 12:44 pm · Responder

    Has de pedir en función de lo que ofrezcas. Repetir está muy bien porque te ayuda a mejorar y a ser crítica con tu trabajo. Todos repetimos y nos equivocamos, pero cada vez las tareas se hacen menos tediosas. Consulta vídeos de edición y no pares de formarte y aprender…no hay otra manera. ten paciencia y no envíes demos malas, sino cortas e impactantes…después cuando te escojan vendrá el gran reto. Prepárate para ser rechazada y a otra cosa. Suerte!!!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Back to Top
Abrir la barra de herramientas